Blogia
laescaleradecaracol

Mundo extraño

Mundo extraño

MISTERIOS DEL AMOR

Cierren los ojos y recuerden la primera vez que se enamoraron. Recuerden esa sensación maravillosa y única que sintieron tras el primer beso. Ahora, continúen con los ojos cerrados y piensen lo siguiente: que aquella sensación que les elevaba era un espejismo, que el proceso de amor que sintieron no fue más que un timo y que, en definitiva, querer y ser querido no les ha hecho ser mejores personas sino al contrario, han quedado ustedes contagiados por un germen que dolorosamente se les retorcerá por dentro, y ya no les soltará jamás. Carretera Perdida (Lost Highway, 1997) es en parte un relato de una ida y venida a ese infierno del amor, un relato ideado de tal forma que para muchos representa la punta del iceberg del discurso postmoderno. 

Una formula magistral que años después rescribiría David Lynch en Mulholland Drive (2001), pero esta vez bajo la tregua concedida al thriller a través del cínismo. No existen cortafuegos en Lost Highway, no hay espacio para la oxigenación. El horror encarnado en mujer se cierne sobre un  desdoblado Fred Madison (Bill Pullman). La paranoia de los engaños, la furia de los celos y la inevitable atracción por el mal desatado a medianoche, momento en el que los secretos se descubren como verdaderas revelaciones. No es posible atravesar intacto Carretera Perdida, obra cumbre del autor David Lynch, sin duda la más oscura y más gótica, la más surrealista y de mayor impacto para todos nosotros, investigadores de lo siniestro, estudiosos de los misterios del amor.   

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres