Blogia
laescaleradecaracol

Maniobras de control

Maniobras de control

Domingo, 8 de enero

El amor es el más grande de todos los misterios. Prueba de ello es que no paran de llegarme casos en los que hombres y mujeres me piden que espíe  a sus parejas, ya que sospechan infidelidades, traiciones o entresijos de otra índole. Me alivia pensar que trabajo no me va a faltar nunca, aunque en épocas como esta me gustaría ir algo menos ajetreado y dedicarle más tiempo a asuntos que me conciernen directamente, como descubrir el paradero de Diana o exponerle a X mis problemas existenciales, ya que últimamente no paran de aflorar interrogantes como si mi cabeza se encontrara en un terreno fértil para las dudas y segundas revisiones.  

El caso de la señora Del Valle es muy curioso. Ella ha dejado a su marido por un hombre de mejor posición social y económica (algo habitual en mujeres de poco probada capacidad intelectual, pero no iba a ser yo quien se lo iba a decir). Hasta aquí todo parece normal, pero lo que hace que este caso sea diferente a los demás es que la mujer me ha pedido que espíe a su anterior pareja, pues no quiere desvincularse de él completamente y necesita saber qué es de su vida –cuáles son sus nuevas conquistas, en qué círculos se relaciona, cuáles son sus logros laborales, etc.- Eso es lo que yo llamo una mente retorcida, víctima de las circunstancias, una mujer fatal de las de verdad.

He seguido pues a la antigua pareja de la señora Del Valle tal y como me ha pedido, creyendo que se trataría de un pobre diablo. Nada más lejos de mis hipótesis, me he encontrado con un tipo interesantísimo y que me daría mucho de qué hablar en mi diario, pero no lo haré por mantener cierto secreto profesional  en la investigación. Tan solo diré que la señora Del Valle ha puesto una cara de circunstancias al saber las bacanales que se monta su ex en el piso que compraron entre los dos, y el interés que han depositado en él una importante editorial especializada en guías de viaje. El ex de la señora Del Valle lleva pues un tren de vida envidiable, pues no para de viajar y de practicar sexo con gente interesante.  

No sé muy bien cuáles serán las intenciones de la señora Del Valle respecto su ex-pareja, ni qué piensa hacer con la información que le he proporcionado. Ella ha pagado mis servicios y se ha esfumado sin decir nada más. Sin duda en nuestros días somos víctimas de una desazón que no nos permite tener linealidad en nuestras relaciones. Reflexionando sobre este tema, extraigo conclusiones como la de la serialidad: tenemos relaciones sentimentales que se resuelven de forma serial, por capítulos, y no en un larguísimo plano secuencia que dure hasta el fin de nuestros días. El amor no se comporta de ese modo, por lo menos no ahora mismo.

Mientras muchos viven el siguiente capítulo, otros se quedan estancados en crisis de creación amorosa que no les permiten ser del todo felices. Aplicándome todo este cuento a mí mismo pienso el modo en el que se cerraron mis antiguas relaciones. Todas ellas acabaron por todo lo alto, dejando a la audiencia en vilo y con ganas de saber más. El misterio del amor va como va.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

Jacques Clochard -

Querido conejito,

de nuevo me sorprendes con tus comentarios. Si mis Ases en la manga te producen tal efecto y me consideras \"tu mago\" de una forma natural, corro raudo a practicar el truco de la chistera. Voy a meter el brazo en ella y te cuento más adelante lo que voy sacando, quizás algún día te agarre a tí por las orejas... y saque de mi chistera un conejo blanco de verdad.

J.

el conejo blanco -

Querido Jaques,
En mis palabras no existe lejanía alguna, me duele que dudes de mi, aunque por supuesto permito que objetes sobre ellas, estamos para seguir descubriendo...divagando...xo sé bien que lo que digo es cierto, sin duda. Todos aquellos que disfrutamos de la vida, intentamos ir de frente, aunque siempre guardamos ciertas cosas, xo tu, mi mago siempre escondes más de un As debajo de la manga...y a veces no sé si me incomoda o me aviva. El misterio de la vida va como va.

el conejo blanco -

Querido Jaques,
En mis palabras no existe lejanía alguna, me duele que dudes de mi, aunque por supuesto permito que objetes sobre ellas, estamos para seguir descubriendo...divagando...xo sé bien que lo que digo es cierto, sin duda. Todos aquellos que disfrutamos de la vida, intentamos ir de frente, aunque siempre guardamos ciertas cosas, xo tu, mi mago siempre escondes más de un As debajo de la manga...y a veces no sé si me incomoda o me aviva.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres