Blogia
laescaleradecaracol

Los caminos de la carne

Los caminos de la carne

De la literatura gótica a la estética de la Nueva Carne (I)

Baudelaire asentó como ningún otro poeta las bases del tedio, de la angustia existencial del ser humano ante la incerteza del devenir y el estado de la tristeza del pensamiento y la melancolía. El poema spleen es, sin saberlo, y a partir de la publicación en 1857 de Las Flores del Mal, uno de los síntomas culturales portador de la semilla fundacional de lo que nos remite a pensar en un nacimiento del concepto de la Nueva Carne. Sin duda, carne nueva entendida aquí con una actitud ideológica que muy pronto sedimentará en la cultura popular y en las artes de finales de siglo.

No hay peor mal para el hombre que la vida hierática. La evolución de la mente y el espíritu es esencial para que el ser humano se acerque por lo menos a acariciar un concepto vago de felicidad. Nueva Carne implica cambio progresivo y evolución hacia un estatus superior de tipo mental o corporal, hacia una nueva construcción del Ser.

La Nueva Carne como forma de pensamiento contracultural, como estética del caos y de lo abyecto, emerge a través de las fauces de la novela gótica surgida durante el período del Romanticismo en el siglo XIX, caracterizada por una sobredimensionada atracción por lo macabro y una profunda fascinación hacia el mundo de lo sobrenatural. La mayor parte de los temas que pertenecen a este tipo de novela son los que se encuentran en un proceso de revisión y reinterpretación constante en el cine de terror contemporáneo.



¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres